407

  • Common Goal pretende que tanto los futbolistas como el resto de agentes implicados en la industria multimillonaria del fútbol donen el 1% de su salario para invertirlo en un desarrollo social sostenible. Alcanzando una cantidad de 300 millones de dólares anuales
  • El proyecto fue puesto en marcha el pasado agosto bajo el paraguas de Street Football World, una ONG que apoya a más de 120 organizaciones en todo el mundo y que utiliza el fútbol como herramienta de cambio social, fundada por el alemán Jürgen Griesbeck
  • Actualmente el movimiento cuenta con 35 miembros

Common Goal, es una iniciativa puesta en marcha por el futbolista español del Manchester United, Juan Mata, con la que se pretende crear un mundo mejor, al donar voluntariamente los futbolistas y demás agentes implicados en la industria multimillonaria del fútbol el 1% de su salario para invertirlo en un “desarrollo social sostenible”. De ser así, se alcanzaría una cantidad de 300 millones de dólares anuales.

Mata, que siempre se ha distinguido por tener una gran conciencia social, inició este proyecto el pasado mes de agosto, bajo el paraguas de Street Football World, una ONG que apoya a más de 120 organizaciones en todo el mundo y que utiliza el fútbol como herramienta de cambio social, fundada por el alemán Jürgen Griesbeck.

El sencillo mecanismo de la iniciativa no se basa en que los futbolistas hagan aportes privados esporádicos, sino todo lo contrario. Lo que Griesbeck y Mata proponen con su programa es que todos los futbolistas que así lo deseen, donen el 1% de sus sueldos a un fondo común. Este dinero se utiliza en su integridad a financiar organizaciones de caridad de todo el mundo relacionadas con el fútbol.

Los fondos cedidos por los futbolistas son gestionados por Street Football World. El 90% se destinan a actividades solidarias y de integración social protagonizadas por el fútbol. El 10% restante se dedican al mantenimiento del propio proyecto.

Lo que planteó Juan Mata al momento de presentar Common Goal fue “definir una agenda social para todos los actores del mundo del fútbol”. De esta manera, Common Goal rechaza el modelo de solidaridad actual de los deportistas, basado principalmente en donaciones espontaneas a nivel individual y en la creación de fundaciones privadas sin ánimo de lucro.

La recepción de los futbolistas fue tímida al principio. Todos dudaban de si funcionaría el sistema. El primero en sumarse fue el central alemán del Bayern Munich Mats Hummels. Posteriormente, fue otro defensa central el que se unió al equipo, en este caso el italiano de la Juventus, Giorgio Chiellini. Días después, las estadounidenses Alex Morgan y Megan Rapinoe se erigieron en las primeras jugadoras en pasar a formar parte de la iniciativa. Uno de los últimos nombres en sumarse fue el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, quien se ha comprometido a donar el uno por ciento de su salario, siendo 35 el número de miembros que en la actualidad forman parte del movimiento Common Goal.

Esta iniciativa incluso le valió a Mata, el premio al Futbolista del Año por el diario inglés The Guardian, premio que quiso compartir con todos los que forman parte de la familia Common Goal.

Con menos de un año de vida, el movimiento aún está arrancando. De momento, ninguna estrella rutilante del mundo del fútbol se ha atrevido a dar el paso, pero Mata y los suyos están convencidos de que el camino sólo acaba de comenzar.

common-goal

No hay comentarios

Dejar respuesta