Pulseras con valor de 1 millón de euros contra el cáncer

    0
    1897
    pulseras candelas
    • La iniciativa de dos niñas de regalar pulseras por donativos para fondos contra el cáncer infantil ha obtenido 1 millón de euros en solo tres años
    • Más de 274.000 pulseras por toda España

    Candela era una niña de Benicarló que fue ingresada en 2013 en el Hospital Sant Joan de Déu porque padecía Leucemia. Allí, una voluntaria le enseñó a hacer pulseras de hilo para entretenerse, las mismas pulseras que hacía con Daniela y Mariona, sus amigas que la visitaban y quienes finalmente decidieron regalarlas en la puerta del hospital a cambio de donativos. Las “Candelas”, como las llamaron las pequeñas en honor a su amiga, tenían la misión de combatir al cáncer infantil.

    La cantidad obtenida se ha destinado al laboratorio de investigación del Hospital de Sant Joan de Déu, para el que las niñas de 12 años han conseguido recaudar un millón de euros en tres años para la investigación del cáncer infantil.

    Asimismo, otros pacientes del hospital, familiares y amigos se sumaron al proyecto que se ha convertido en un fenómeno social en el que participan escuelas, residencias de ancianos y asociaciones de vecinos, que elaboran las pulseras.

    Desde finales de 2013 se han elaborado más de 274.000 pulseras y su distribución a lo largo de la geografía española ha reportado un millón de euros, una cifra que equivale a la mitad del presupuesto anual de investigación del centro en oncología infantil.

    Más investigación

    La cantidad recaudada ha permitido impulsar el crecimiento del laboratorio de Sant Joan de Déu dedicado exclusivamente al cáncer infantil con seis líneas de investigación y 27 investigadores.

    Gracias a las donaciones de particulares, empresas y fundaciones, los investigadores de Sant Joan de Déu han generado tres ensayos clínicos a partir de la investigación original propia incluyendo el primer ensayo clínico a nivel mundial para testar la seguridad y eficacia de una vacuna contra el glioma difuso del tronco cerebral, un cáncer propio de los niños que actualmente es incurable.

    No hay comentarios

    Dejar respuesta