(Andalucía)- El CERMI se reúne con la presidenta de la Junta para analizar la inclusión de la Dependencia en el nuevo modelo de financiación autonómica

0
1090

• El Gobierno andaluz apuesta por cumplir con la obligación legal de financiar al 50% el sistema de atención a las personas dependientes

• “En estos momentos las diferencias son desproporcionadas, ya que la Junta asume el 80% del gasto y el Estado sólo el 20%” afirman desde la Junta.

La presidenta analiza con CERMI su inclusión en el nuevo modelo de financiación autonómica y destaca que Andalucía alcanzará las 230.00 personas reconocidas este año.

Durante la reunión en San Telmo con la directiva del CERMI, plataforma compuesta por las catorce organizaciones andaluzas más representativas de personas con discapacidad, Susana Díaz ha valorado este primer paso para dar cumplimiento de la Ley de Dependencia y evitar que los porcentajes de participación de cada administración quede sujeto a las veleidades de cada Gobierno.
Además, Susana Díaz ha valorado positivamente que la Conferencia de Presidentes vaya a abordar el próximo martes 17 de enero la Ley de Dependencia «para no volver a cuestionar un derecho que da dignidad, igualdad de oportunidades, respiro a las familias» y, además, crea empleo.
Díaz ha analizado con la Junta Directiva del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI-Andalucía) la próxima inclusión de la dependencia en la reforma del sistema de financiación autonómica, «ponemos una piedra importante, con firmeza y convicción», ha señalado.

Objetivo: 50% y 50%

Andalucía, junto con otras comunidades autónomas, ha conseguido que se incluya este asunto en el orden del día de la Conferencia de Presidentes. El primer paso solicitado por el Gobierno andaluz sería cumplir con la obligación legal de financiar al 50% el sistema de atención a las personas dependiente ya que en estos momentos las diferencias son desproporcionadas: la Junta asume el 80% del gasto y el Estado sólo el 20% según el una nota de prensa de la Junta de Andalucía. «La Ley de Dependencia es sostenible y no vamos a permitir que se den pasos atrás», apostilló.
Asimismo, la presidenta ha destacado que el Gobierno andaluz pondrá en marcha un plan de choque para cumplir en 2017 el «objetivo prioritario» de pasar de los 185.000 andaluces con alguna prestación de dependencia, a los 230.000.
Estas acciones se llevarán a cabo en consenso con los colectivos de atención social, a la vez que se incluirá al Tercer Sector en lo referente al desarrollo de centros especiales de empleo, programas de intervención social, etc.

No hay comentarios

Dejar respuesta