World Vision presenta el informe: “Es hora de poner fin a la violencia contra la infancia”

0
1496
  • La guerra y los conflictos exponen a los niños a diversas formas de violencia
  • Aproximadamente un 30% de las víctimas de la trata son niños
  • La violencia y los conflictos obligan a 28 millones de niños a dejar sus hogares y desplazarse dentro y fuera de las fronteras de su país

Aproximadamente un 30 por ciento de las víctimas de la trata son niños. La humanidad vive los niveles más altos de desplazamiento forzado desde la Segunda Guerra Mundial  lo que hace que cada vez más niños vayan de un lado a otro para escapar de la guerra y los conflictos. La violencia obliga a 28 millones de niños a dejar sus hogares y desplazarse dentro y fuera de las fronteras de su país.

Solos se convierten en blanco de la trata; niños que son reclutados por parte de grupos armados, explotados sexualmente, forzados al matrimonio, u obligados a realizar cualquier tipo de trabajos.

Cada año, la violencia afecta a más de mil millones de niños, en cada país y en cada comunidad. Les roba su dignidad, sus derechos, su potencial, su futuro y, a menudo, sus vidas. Si no ponemos fin a la violencia contra los niños, corremos el riesgo de poner en peligro el progreso y perder las inversiones en supervivencia infantil, salud y educación, así como en el desarrollo económico general. Pero no tiene por qué ser así.

Es hora de poner fin a la violencia contra la infancia

Para poner fin a la violencia contra la infancia es necesario que todos cambiemos la forma en que vemos y comprendemos la violencia. Los niños y las niñas deben crecer en ambientes seguros, a salvo del miedo y libres para desarrollar su potencial. Esto es factible si las escuelas, los lugares de culto, los padres, las empresas y los gobiernos redoblan sus esfuerzos para prevenir y hacer frente a la violencia contra la infancia.

En el informe que presenta World Vision se muestra cómo en diversas partes del mundo, con problemáticas muy diferentes, la acción conjunta y colaboración entre los diferentes agentes es la única manera de acabar con la violencia contra la infancia.

No hay comentarios

Dejar respuesta