EmoPLAY, una solución tecnológica para ayudar a las personas con autismo a reconocer y comprender emociones

0
1772

 

  • EmoPlay es una aplicación móvil impulsada por la Fundación Orange y desarrollada por el CTIC (Centro Tecnológico de Información y Comunicación)

 El proyecto propone el desarrollo de una nueva solución tecnológica para el aprendizaje y modulación de emociones mediante la cual la persona con Trastorno del Espectro Autista imita la expresión propuesta frente a la webcam, que recogerá su imagen para visualizarla a través de la pantalla del dispositivo convirtiéndola en un “espejo”.

Así, al mismo tiempo que se visualiza, ésta será procesada, en tiempo real, mediante un algoritmo que permitirá el reconocimiento automático de la emoción, ofreciendo refuerzo positivo al usuario cuando la expresión imitada sea la correcta.

El desarrollo de emoPLAY ofrecerá un entorno controlado que permitirá trabajar al ritmo del usuario, algo fundamental para las personas con trastorno del espectro autista así como un alto nivel de configuración, permitiendo a los profesionales personalizar las imágenes soporte al aprendizaje con imágenes de la familia, la escuela o el entorno del usuario.

El programa permite trabajar con distintas emociones como alegría, tristeza o enfado, con configuraciones personalizadas para, por ejemplo, ajustar la sensibilidad del algoritmo de reconocimiento (mayor o menor dificultad), asociar una imagen de contexto que ayude a trabajar la emoción o modificar el refuerzo dado al usuario o el tiempo que se dispone para conseguir expresar la emoción, de 10 segundos a un minuto.

Autismo y emociones

El trabajo de las emociones en muchas personas con autismo es necesario, debido a su dificultad en la interpretación de los diferentes aspectos emocionales que intervienen en la comunicación. De este modo, estas personas presentan dificultades para ponerse en el lugar de los demás y poder anticipar conductas, dada la dificultad para reconocer las emociones a través de las expresiones faciales. EmoPLAY pretende contribuir, por tanto, a que puedan interpretar la correspondencia entre determinados gestos y la emoción asociada.

Durante el desarrollo del proyecto se ha llevado a cabo un test-evaluación realizado por un total de 75 niños y niñas con autismo, cuya participación ha sido posible gracias a la colaboración de asociaciones y centros educativos tanto asturianos como nacionales e, incluso, internacionales en el caso de una universidad argentina. La validación realizada por estos niños ha obtenido resultados ampliamente satisfactorios, resaltando su facilidad de uso y su interés por seguir utilizándola en el futuro. Por otra parte, los responsables de las asociaciones han corroborado el buen funcionamiento del módulo de reconocimiento de emociones, cuya eficacia había sido ya comprobada previamente por más de 185 niños y niñas sin ningún trastorno del desarrollo diagnosticado.

EmoPLAY es uno de los proyectos seleccionados en la Convocatoria de Soluciones Tecnológicas para personas con autismo de Fundación Orange en 2015.

No hay comentarios

Dejar respuesta