(Sevilla).- El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía) ha reclamado al Gobierno, a través de los ministerios de Hacienda y para la Transición Ecológica, que no eleve la fiscalidad del gasóleo destinado al transporte colectivo de personas con discapacidad cuando este sea prestado por organizaciones sociales no lucrativas.

De este modo, y ante los planes del Ejecutivo de aprobar una nueva fiscalidad para el gasóleo, CERMI Andalucía se suma a la demanda del CERMI, que pide que “por motivos sociales no se aplique esta elevación de la carga tributaria al transporte de personas con discapacidad, equiparándolo a estos efectos al transporte de conductores profesionales (taxistas y camioneros)”.

“En nuestro país”, indica el CERMI, “la movilidad de muchas personas con discapacidad a la hora de acudir al trabajo o para recibir servicios sociales de atención, apoyo y acompañamiento corre a cargo de entidades sociales sin ánimo de lucro como asociaciones y fundaciones, que deberían quedar eximidas de los nuevos tributos al gasóleo”.

El CERMI pide que se dé a estas organizaciones sociales un trato favorable similar al que se produce en el Impuesto de Valor Añadido, donde la adquisición de vehículos de transporte colectivo para entidades de la discapacidad y la atención a la dependencia está sometida al tipo superreducido del 4%.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta